Friday, June 03, 2005

Tu noche...

Cierra los ojos, o ábrelos, pero no los dejes a medias... intenta dormir aún sin querer, intenta soñar aún sin poder... pero no te dejes vencer...

Te quedas mirando hacia la nada, tanto, que tus ojos no son capaces de enfocar, miras y no ves nada, solo miles de motas blancas que no puedes distinguir, y sólo se duerme la noche... sólo ellal tiene sueño, perezosa, se ha quedado dormida en un rincón de esta oscura habitación y tu no puedes dormir porque has de velar sus sueños.

Sueños que ella tiene por ti, que ella te arrebata, te golpea, te abre los ojos, no te deja dormirte, quitándote tus fuerzas, tus ganas de entrar en un mundo donde nadie existe, ni siquiera tu mismo.

La miras, ahí está, duerme, qué carita tan linda tiene, piensas, sus faciones estan relajadas, solo muestra una leve sonrisa en su rostro, no puedes dejar de mirarla, mires donde mires, allí está ella, durmiendo por ti, y piensas si despertarla o dejarla soñar... piensas pero no decides, no te mueves, sigues mirándola, enamorado de su dulzura...

Saboreas sus labios, recorriendo su piel reseca con tu lengua, pero ya apenas sabe, lo que ayer era todo un manjar hoy ya tiene moho, es repugnante, pero ni siquiera te das cuenta, la besas, la recorres con tus manos, la sientes, la hueles, pero... pero qué? está dormida y no puedes hacer ruido o la despertarás... silencio!!! te grita tu mente.

Pero no puedes dejarla sola a su sueño... está acurrucada, hecha un ovillo, y a ti te encanta mirarla, es entonces cuando te das cuenta, te has enamorado de ella, y ahora no puedes dejar de mirarla, te acercas, la besas, y notas como se va despertando poco a poco...la abrazas por última vez...

Es entonces cuando abre los ojos, te mira... sólo un segundo... desaparece...

Tu amor se ha ido, estás solo, ella volverá cuando el sol se ponga... el mismo que ahora te hace maldecir, el mismo al que ahora odias por haberla despertado, por llevarsela de tu lado y no dejarte seguir mirándola...

Ni relojes, ni soles, ni cielos azules... no quieres nada de eso... sueña, piensa, manten tus ojos abiertos una vez más... que cuando menos los esperes volverá esa niña tímida a dormirse en el sofá, con sonrisa pícara y sueños que robarte...

0 Comments:

Post a Comment

<< Home